jueves, 24 de marzo de 2011

La CIDH evaluará la seguridad ciudadana y la violación de derechos en México

Washington, 24 mar (EFE).- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) evaluará el próximo lunes 28 la seguridad ciudadana y la violación de derechos en México desde que el presidente Felipe Calderón asumió el poder en 2006.

Así lo explicaron hoy en una conferencia de prensa telefónica representantes del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), la entidad que solicitó esta audiencia junto con veinte organizaciones mexicanas de defensa de los derechos humanos.

La CIDH escuchará estas denuncias en el marco de su 141 periodo de sesiones, que comenzó el pasado lunes y se prolongará hasta el primero de abril.

Este organismo independiente de la Organización de Estados Americanos (OEA) escuchará las denuncias de las organizaciones de derechos humanos en México, que estiman que se han producido más de 35.000 asesinatos relacionados con el crimen organizado desde que Calderón llegó al poder e inició su guerra contra el narcotráfico, y que estas muertes no han sido investigadas de manera suficiente.

"La respuesta militar de Calderón ha generado más violaciones de derechos humanos, de modo que tan sólo en un año la CIDH ha recibido más de 1.000 denuncias contra el ejército", dijo la directora del programa de CEJIL en Centroamérica y México, Alejandra Nuño.

Nuño denunció asimismo que en México "continúan" las torturas y las detenciones arbitrarias, así como que los defensores de derechos humanos sufren amenazas e intimidaciones.

La audiencia sobre la seguridad en México es una de las 17 que CEJIL llevará a la CIDH en este periodo de sesiones.

Entre ellas, destacan las que versarán sobre las deportaciones en EE.UU., la situación de los defensores de derechos humanos en el continente americano, y los derechos políticos en Nicaragua.

El próximo sábado se celebrará una reunión de trabajo privada para analizar el caso de Wayne Smith y Hugo Armendáriz, dos inmigrantes que fueron expulsados de EE.UU. por haber cometido delitos y separados de sus seres queridos.

La CIDH ya se pronunció sobre este caso en agosto de 2010, cuando determinó que las deportaciones de EE.UU. violan los derechos de los niños y de las familias.

Lo que CEJIL pretende ahora con esta nueva reunión es que EE.UU. adopte las recomendaciones de la Comisión, donde se le instaba a adaptar sus leyes de inmigración a los estándares internacionales para evitar incurrir en una violación de derechos humanos.

Otra de las audiencias más significativas de la CIDH será la consagrada a analizar la situación de los defensores de derechos humanos en el continente, donde continúan siendo víctimas de amenazas e intimidaciones que en algunos casos, denunció CEJIL, terminan en ejecuciones.

Las organizaciones de derechos humanos que solicitaron esta audiencia aseguraron que han constatado que este tipo de situaciones se dieron en Honduras, Colombia, Guatemala y México en los dos últimos años.

Por otra parte, la CIDH también tratará en su periodo de sesiones la situación de los derechos políticos en Nicaragua, país que registra importantes violaciones a la libertad de expresión, según denunció Nuño.

"Asistimos a un escenario preocupante: amenazas de muerte a periodistas, suspensión de canales críticos con el Gobierno, hostigamientos contra la sociedad civil, y represión contra todo aquel que exige transparencia al Ejecutivo", concretó Nuño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada